Contenidos de la ruta “la Torre los Clérigos”. A.C. Baronía de Cortes. Cortes de Arenoso.

Escrito por A.C. Baronía de Cortes el . Publicado en Notícies

El pasado día 26 de Marzo tuvo lugar en Cortes de Arenoso la ruta “la torre los clérigos”. Esta ruta circular es de 12 km. y tiene un desnivel de 209 metros. La ruta es preciosa y tiene una duración de unas 3 horas y media. Discurre principalmente por sendas y una parte por pista.

Esta actividad reunió a 60 personas interesadas en el senderismo y el patrimonio.

Como complemento a la ruta, que podéis ver en detalle en la noticia publicada anteriormente en esta web (ver noticia), la A.C. Baronía de Cortes preparó toda una serie de contenidos para aproximar a los participantes, el patrimonio cultural y natural de la población. Aportamos en las siguientes líneas una muestra:

Contenidos de la Ruta “la Torre los Clérigos”

IMG-20160326-WA0015

La ermita de San Blas (siglo XVI).
San Blas se celebraba el día 3 de febrero y en ese día se subía en procesión con la imagen del santo que había en la iglesia. Posteriormente a la procesión se celebraba misa y se bendecían los alimentos que presentaban los fieles. Los monaguillos, después de la comunión, repartían pan bendito. Hasta la guerra civil, las paredes estaban llenas de exvotos que los fieles llevaban para agradecer al santo la curación de algún mal de garganta al que se habían encomendado. También indicar que, según los libros antiguos  que están en la iglesia, originalmente sus paredes estaban decoradas con bellas pinturas.

La ermita de  San Cristóbal (siglo XVI).
Su titular era santo protector de relámpagos, tormentas, pestilencias y muerte súbita.

La ubicación de la ermita de San Cristóbal se encuentra en lo alto de la cima próxima a Cortes de Arenoso y se tenía la creencia que, si se la miraba al despertar, se estaba protegido durante ese día de una muerte repentina. De ahí se explica su ubicación en puntos altos y visibles por toda la población. Con el paso de los siglos, la ermita de san Cristóbal ha ido ampliándose con el campanario o la casa del ermitaño o santero.

El santero de la ermita de san Cristóbal se dedicaba al culto de esta ermita y vigilaba el cielo. Ante la venida de “malas Tormentas”, con riesgo de piedra o granizo, repicaba la campana para avisar a la gente que se encontraba en los campos para que se retirara y el sacerdote salía a la esquina enfrente de la iglesia y hacia un ritual para ex conjurar la tormenta. Cada cierto tiempo, el santero pasaba por las casas del pueblo y le daban alimentos en pago por sus servicios.

Existía la cofradía de San Cristóbal y San Blas, también del siglo XVI o anterior, sus papeles se quemaron en un incendio provocado por “el Serrador” en el 1835, durante las guerras Carlistas.

IMG-20160326-WA0014

Construcciones de piedra en seco.
En la técnica de la piedra en seco se utilizan exclusivamente piedras procedentes del entorno inmediato y trabajadas sin ningún tipo de argamasa o cemento, pudimos ver varios ejemplos de esta técnica constructiva:

Paredes: Que servían como división de tierras.

Azagadores: Veredas, sendas o pasos para la conducción del ganado y delimitado por dos muros de piedra que evitaba que el ganado entrara en las explotaciones agrícolas y estropearan las cosechas. La amplitud de estos azagadores es, muchas veces, significativo de la cantidad de cabaña lanar que había en la zona en el momento de su construcción. No hemos de olvidar que esta zona, fue el más importante centro ganadero y manufacturero textil del Alto Mijares con más de 2000 cabezas de ganado.

Despartidor: Bifurcación en un azagador para separar ganados.

Contador de Ganado: Apertura de pequeñas dimensiones que se situaba entre 2 cerradas  seguidas o entre ellas y dos azagadores y por el que las ovejas o las cabras tenían que pasar de una en una, lo que facilitaba el recuento.

Cerrada: Espacios de terreno acotados para dejar el ganado a pastar sin necesidad de pastor.

IMG-20160405-WA0028

La “Torre de los Clérigos”
Esta masía fue propiedad de la Iglesia hasta la desamortización de Mendizábal y que daba una renta de 177 libras.

En la Torre de los Clérigos, el 18 de mayo de 1876, se refugió Vicente Arnal tras su huida del ataque que había padecido en Cortes, donde había llegado, con refuerzo de 500 hombres, apoyando a las fuerzas que allí había destacadas y que mandaban Pascual Cucale y Ramón Santes, llamadas del Requete.

Durante su huida perdió  5.000 duros de oro, cantidad para satisfacer los haberes de sus fuerzas. Siendo los duros su principal preocupación, dejó a sus hombres, que se habían parapetado en la Ermita de Santa Bárbara, a su suerte.

IMG-20160326-WA0005

 

IMG-20160405-WA0023

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar